fbpx

POR QUÉ NO TE SALEN LAS COSAS COMO QUIERES EN TU VIDA O EL DEPORTE AUNQUE TE ESFUERCES…

 

… y cómo hacer que te salgan de verdad

Me llamo Rubén y soy psicólogo.

Se me da bien ayudar a personas como tú a mejorar y a rendir al máximo.

Aunque el alto rendimiento y el desarrollo personal no es como cuando vas con hambre a la nevera (que te comes lo que sea).

Te lo digo porque a la hora de confiar en alguien.

No vale cualquiera.

Y por eso puede que no sea tu hombre.

Pero si de verdad te interesa colaborar conmigo, asegúrate de leer esta web.

Porque igual no soy tu hombre, pero igual sí.

E igual la liamos pardísima en eso de competir y de vivir como de verdad te importe hacerlo.

Rubén Monreal Psicólogo deportivo

Por cierto

También escribo un mail al día.

Uno donde te cuento cosas curiosas, útiles y APLICABLES a la vida real.

No siempre. Pero normalmente relacionados actualidad, desarrollo personal y alto rendimiento (deportivo o profesional) que te pueden ayudar a vivir y a rendir mejor.

Vamos.

Que si te apuntas es posible que sepas más sobre cómo hacer que las cosas en el deporte y en la vida te salgan como quieres.

Además, te regalo un ebook que te llega al correo en menos tiempo en el que te haces una sentadilla que se llama

Por qué no te salen las cosas como quieres aunque te esfuerces y cómo hacer que te pasen.

Es aquí abajo:

PD. En estos mails ofrezco a veces mis servicios y si eso es un problema no te suscribas.

PD2. Si quieres saber qué puedo aportarte entonces suscríbete porque si no te convence en un par de clics dejas de recibir correos.

ebook
Rubén Monreal

DÉJAME CONTARTE ALGO

Este soy yo con 5 años creo más o menos.

(Soy el enano con la mano estampada en el cristal del autobús)

Por aquella época solo me importaban dos cosas:

 1.  Merendar un bollicao con un vaso de leche.

 2.  Ir peinado al colegio como Predrag Mijatović o parecido (sí, el de la séptima copa de Europa del Madrid).

Mi vida era simple.

Sentía que todo estaba bajo control

Y claro, algo me decía que tener las cosas bajo control era guay.

PERO MIRA…

TE VOY A SER SINCERO

 

No estudié psicología por gusto.

En realidad, lo hice por mi hermano (quise ayudarlo a estar bien).

Y también para tratar de evitar que mis padres sufrieran por sus malas decisiones.

En algún lugar de mi cabeza eso de encargarme del asunto parecía posible.

PARECÍA SENCILLO.

Si quería evitar que mis padres sufrieran y que mi hermano se metiera en más líos…

…tenía que ser capaz de controlar la situación.

Y estudiar psicología me iba a permitir manejar bien las cosas (o eso creía).

PERO NO LO FUE

Nada de mis intentos por mejorar las cosas, las mejoraron.

Al revés.

Con el tiempo te das cuenta de lo frustrante que es intentar controlar algo que no depende de ti.

Ya sea con algo que sientes dentro (como ideas, pensamientos, recuerdos…) como algo externo.

Y joder.

Puede estresar y cansar el no ver cambios nunca por mucho que te esfuerces.

Y esto frustra, pero también duele.

Joder si duele.

Pero como dicen en Asturias:

YE LO QUE HAY

Y sí.

Si estás leyendo esto es porque seguramente te suena esta dinámica.

De hecho, puede que sientas (o hayas sentido) que cuanto más pones de tu parte…

…y más te esfuerzas por solucionar tus propios problemas o los de otros:

    >   Más difíciles se vuelven.

    >   Más se enredan las cosas.

Y entonces claro.

Puede llegar un día donde sientas que realmente hay algo mal en ti.

Que el problema eres tú:

    x   Porque estás haciendo cosas por cambiar, pero no cambias.

    x   Porque tratas de tener más confianza, pero cada vez tienes menos.

    x   Porque buscas ser mejor en tu deporte y el resultado no te acompaña. 

ENTONCES PASA ALGO

 

Pasa el tiempo.

Un tiempo que no vuelve.

Y es entonces cuando te das cuenta de que quizá estás (o has estado…)

…viviendo una vida que no quieres (al menos no conscientemente):

    1.  Que no te llena.

    2.  Que no te define.

    3.  Que no te ilusiona.

 

Es más…

Puede que ni sepas cómo hacer las cosas en tu vida y en tu deporte de otra manera que no sea intentando cambiarlas.

Como yo con los problemas en mi familia.

Como yo cuando no jugaba ni un minuto y me creía el mayor paquete del fútbol mundial (que puede que lo sea, no lo descarto, pero me defiendo).

Así que la sensación de que estás mal o de que algo no va bien puede seguir creciendo indefinidamente.

Y TE CUENTO ESTO PORQUE

He escrito un ebook no muy largo llamado Por qué no te salen las cosas como quieres, aunque te esfuerces y cómo hacer que te salgan.

Y en él vas a descubrir:

  Cómo separar tu valor como persona de los resultados que obtienes (a Rafa Nadal le ha servido para ser uno de los grandes tenistas de la historia del deporte).

  También vas a entender porque el esfuerzo por controlar que algo salga bien es inútil y contraproducente en algunas cosas de tu vida.

  Un truco mágico llamado el futuro todo lo soluciona que tu mente es experta en hacer todo el tiempo y por qué no te ayuda a tomar mejores decisiones.

  El secreto de cómo deportistas de éxito mantienen su rendimiento año tras año pese a hacerse mayores (como Lebron James o Sergio Ramos).

  La trampa de la autoestima en la que sueles caer sin darte cuenta cuando quieres cambiar algo (incluso cuando por fin lo logras cambiar).

  Cómo un hombre asturiano de 63 años es una de las personas más ágiles, atractivas y fuertes que he visto nunca y por qué.

 El veneno “mental” más embustero que existe y  te acompaña a todas partes en forma de pensamientos razonables paralizantes y cómo evitarlo.

  Una paradoja de por qué precisamente cuando tratas de cambiar algo que no te gusta de ti o de los demás en realidad es muy difícil que cambie

 

Lo tienes en menos tiempo de lo que tarda un día en Oviedo en nublarse. 

Es aquí abajo.

PD. En estos mails ofrezco a veces mis servicios y si eso es un problema no te suscribas.

PD2. Si quieres saber qué puedo aportarte entonces suscríbete porque si no te convence en un par de clics dejas de recibir correos.

ebook
fantasma

TE PUEDES ESTAR PREGUNTANDO QUE QUÉ CLASE DE FANTASMA SOY

Que qué méritos he hecho.

Que de dónde me he caído. 

O que clase de drogas consumo.

En definitiva.

Te puedes estar preguntando que qué experiencia tengo para hablar de estas cosas con este atrevimiento.

Y la verdad que tienes razón.

Pero no tienes que creerme

Solo puedo decirte que en menos de dos años han colaborado conmigo alrededor de 500 personas muy diferentes y entre ellas están:

Actrices, médicos, ingenieros, enfermeras, jugadores de la liga de fútbol profesional española, de baloncesto, abogados, ciclistas profesionales, coachs de la salud, manipuladores de explosivos, atletas olímpicos, trabajadores sociales, profesoras de instituto, guardias civiles, cámaras de televisión, influencers (si es que se dice así), funcionarias del estado, jugadores de tenis, opositores, copywriters, policías, diseñadores de páginas web, arquitectos, estudiantes, directoras de hoteles, empresarios… etc.

Aquí te dejo algunas de las cosas que me han escrito al enterarse de que quería presumir de ellos en esta web.

Por cierto.

No les he pagado ni se llevan nada por redactar su experiencia conmigo.

Les ha salido así:

  «No veía la luz en una temporada complicada…»

Laura es una chica de 26 años de Huelva que compite a nivel internacional en la modalidad de 20 kilómetros marcha.

Ha sido subcampeona de Europa en 2021 marcando su mejor tiempo de siempre (1:28:07) desde que es atleta profesional.

E Igual esto no te dice nada pero igual si.

Por si tienes curiosidad por saber quién es su instagram es @lauragarciacarol.

Pero por ir al grano.

Laura es una persona de esas que sabe cómo abrazar y usar sus propios demonios internos para convertirlos en combustible para rendir al máximo.

Y la verdad que no es por tirar flores pero la capacidad que transmite día si día también de aceptar y superar adversidades es brutal.

Y no lo digo yo.

Lo dice su experiencia (palmarés de Laura).

En una etapa de mi carrera deportiva en el que atravesaba momentos difíciles que no sabía cómo afrontar, me puse en contacto con Rubén.

Tenía un sentimiento de impotencia por no sacar el rendimiento físico que quería y esperaba y, a nivel psicológico, no sabía cómo gestionarlo. Se me hacía cuesta arriba.

Me retroalimentaba de mis propios pensamientos negativos y me dejaba llevar por mis emociones que, en esos momentos, predominaban desagradables.

En 2019, solo tenía ganas de tirar la toalla y no veía la luz en una temporada complicada.

En este proceso de dos años, Rubén me ha enseñado a lidiar con estas situaciones. 

Cuando el cuerpo flaquea y aparecen emociones que no me gustan, puedo seguir entrenando a un buen nivel, a pesar de que mis pensamientos digan lo contrario.

Estoy aprendiendo a entrenar dando lo mejor de mí a pesar de mi estado de ánimo, de mi ruido mental y de mis sensaciones, que pueden fluctuar dependiendo del momento de la temporada, del día o del nivel de cansancio.

Esto empieza a no ser determinante para mí.

A no dejarme llevar por ello, si no a seguir a pesar de y mantener el foco de atención en lo que nos interesa para rendir al máximo.

Rubén me ha enseñado con ejemplos cotidianos qué puedo incorporar en mi rutina de manera fácil y divertida, dando pie a un clima de confianza plena en el que expresarme con absoluta libertad.

A día de hoy tenemos los JJOO como principal objetivo de mi carrera deportiva y Rubén es un apoyo principal en este bonito camino.

«No sabía hacerlo de otra manera porque no tenía referentes, conocimientos o educación emocional»

Adrián Vazquez es un chico de la Coruña al que le mola el deporte tanto o más como a mi y seguramente en un futuro no muy lejano leas algo de el.

(Por la foto no hace falta decir que del Celta de Vigo precisamente no es).

Acaba de graduarse en la Universidad de Santiago y es periodista.

Pero de los buenos (no de esos que juzgan sino de los que informan de verdad).

Y creo que eso mismo lo extrapola a su vida cotidiana.

Al conocerlo me sorprendió su capacidad para escuchar y comprender las cosas con total curiosidad.

Desprende una humildad inusual para su edad y un sentido de la constancia y del trabajo que hicieron sencillas las cosas para mi.

Sinceramente, si sigue haciendo las cosas como viene haciéndolas creo que no tiene techo que lo pare.

 Hola a todos!!

Me llamo Adrián y llevo un año en consulta con Rubén.

Me siento muy cómodo hablando con él y, a veces, el rato que pasamos es hasta divertido!

Cabe decir que ahora me encuentro muy bien y eso favorece que tengamos un muy buen rollo.

Cuando acudí a él estaba en un momento regular.

Soy una persona que ha tenido ansiedad desde pequeño y que asumía tenerla como algo inherente a mi, a mi forma de ser.

Eso me llevó a comportarme, relacionarme y vivir siempre condicionado por esta ansiedad. Evitar tener angustia y sucumbir a los pensamientos intrusivos que generaba esta evitación llegaron a convertirse en algo habitual para mi.

No sabía hacerlo de otra manera porque no tenía referentes, conocimientos o educación emocional.

Con todo, desde la aceptación y la calma (dos elementos clave, a mi parecer, en la terapia de Ruben) reduje progresivamente mi ansiedad hasta llegar a un punto en el que aprendí a vivir con ella sin darle demasiada importancia.

Ojo, no significa que pulses un botón y soluciones el problema. A mi me gusta decir que la ansiedad es algo así como uno de esos interruptores de luz que se apagan o se encienden progresivamente.

Es difícil conseguir apagarla del todo (seguramente ni deba ser ese el objetivo), pero, con ayuda, es posible conseguir aminorarla para vivir con ella cómodamente sin que repercuta en tu vida cotidiana.

Soy consciente de que tengo que seguir priorizando mi salud mental y afianzar los hábitos que me permiten mejorar.

Junto a una buena conducta, un buen psicólogo y gente alrededor que entiendan tu situación y te ayuden a sentirte mejor todo es posible.

He aprendido que hai que ir mejorando poco a poco. Aceptarse, cuidarse y hacer lo que uno quiere, ¡que para eso estamos aquí!

«Solo me importaba mostrarme fuerte y feliz a los demás para no sentirme juzgada»

Alba es una chica de Granada que me escribió en febrero de 2020.

Una persona que desprende luz sin proponérselo y con una de esas sonrisas que hipnotizan a cualquiera (si no me crees @albapaastor es su Instagram).

Alba contactó porque la atropelló un coche.

Y se sentía limitada no solo físicamente (no podía mover su cuerpo con soltura a causa del accidente).

Por lo que me transmitió, el mayor límite que sentía era mental.

Ataques de ansiedad constantes sin razón aparente y actitudes sociales que poco o nada la ayudaban a estar sana.

Esto me mandó por Whatsapp:

Hace aproximadamente dos años sufrí un accidente de tráfico.

Mientras me recuperaba, comencé a tener taquicardias diarias, dolores de cabeza, mareos y una sensación de ahogo de forma muy frecuente.

Además, emocionalmente me encontraba en el peor momento de mi vida.

No tenía ilusión por absolutamente nada, no encontraba ninguna motivación en mi día a día, tenía la autoestima por los suelos.

No sabía cómo sentirme y solo me importaba mostrarme fuerte y feliz a los demás para no sentirme juzgada.

Todo esto me llevó a padecer ansiedad.

Aunque era consciente de lo mal que me encontraba mentalmente, no me sentí capaz de buscar ayuda en un profesional hasta un tiempo después y ahí fue cuando conocí a Rubén.

En la primera sesión que tuvimos estaba muy nerviosa, pero él desde el primer momento me hizo sentir muy cómoda.

Fue en ese momento en el que por primera vez fui capaz de contarle a alguien todo lo que sentía, esto hizo que me liberase y fue el inicio de mi recuperación.

A medida que hemos ido avanzando en la terapia he aprendido a gestionar mis emociones comprendiendo que encontrarse mal está bien ya que no siempre se puede estar bien.

Me ha ayudado y guiado a encontrar mi paz interior lo que ha favorecido en tener relaciones sanas con la gente que me rodea y saber alejarme de las personas que no me aportan.

Lo más importante es que ahora sé de qué forma afrontar una mala situación o un problema.

Tras el accidente tenía muchísimo miedo a la carretera. Miedo que he conseguido superar poco a poco con los consejos, métodos y la confianza que Rubén tenía en mí.

Actualmente me encuentro en una etapa muy feliz y plena de mi vida, esto se debe al gran equipo que hemos hecho Rubén y yo.

El por saber guiarme y yo por realmente buscar un cambio en mi vida. Hay personas maravillosas en el mundo. Rubén es una de ellas.

«Después de pasar por 2 psicó[email protected] diferentes con los que no terminaba de encajar…»

Antón es un tío del norte (de una zona donde hubo «meigas») que actualmente vive y trabaja en Vitoria-Gasteiz.

Además de eso, que sepas que es un tío MUY grande en todos los sentidos.

De esos que solo con verlo venir de frente ya te sientes pequeño. No sé si mide cuatro metros (pero como si los midiera).

Aparte de eso, también tiene un gran corazón.

Y curiosidades de la vida (o no) es portero en un equipo de balonmano semiprofesional (por si te da curiosidad ver la web de su equipo, es el BM. Corazonistas de Vitoria).

El caso es.

Que me escribió porque se sentía hundido. Apático hacia muchas cosas. Desde las relaciones personales como con el deporte.

Pero pronto supo a qué prestar atención y hacia donde dirigir sus energías.

Es un portento y un ejemplo de cómo dirigir los pasos hacia cosas importantes.

 

¡Hola!

Mi nombre es Antón y hace más o menos año y medio que trabajo con Rubén, acudí a él después de pasar por 2 psicó[email protected] diferentes con los que no terminaba de encajar.

Decidí empezar a cuidarme después de pasar por una ruptura y problemas familiares con los cuales no era capaz de lidiar.

Las primeras sesiones con Rubén me ayudaron a poner en orden mis prioridades en la vida, a poner el foco en las cosas que me hacían sentir bien y qué podía hacer con las que me hacían sentir mal.

Hemos trabajado aspectos como la culpa, identificar y aceptar las emociones, gestionar los pensamientos negativos e interiorizar que estos son solo eso, pensamientos (me guardo para siempre sus ejercicios de atención plena).

También hemos hecho hincapié en los valores que quiero tener presentes, que me ayudan a crecer y llegar a ser la persona que quiero ser.

Incluso me ayudó a mantener la motivación y las ganas de competir en mi deporte durante el año de pandemia.

Después de todo este tiempo, mi relación conmigo, con las personas que me rodean, con el deporte y con mi trabajo han cambiado a mejor.

Siento que Rubén me ha dado un mapa y las herramientas necesarias para trazar poco a poco mi camino.

«Estoy logrando alcanzar un nivel que no había imaginado»

Juan Alberto es un chico de Zaragoza que actualmente compite en la modalidad de ciclismo adaptado por España a nivel internacional. 

Cuando lo conocí sentía un miedo paralizante que le impedía rendir como deseaba (entre otras cosas debido a una cirugía a la que se iba a exponer de incierta evolución).

Pero poco a poco se fue soltando.

Supo aplicar atención plena tanto en su vida personal como deportiva.

Es más.

A la semana de operarse ya estaba haciendo rodillo el tío.

Vamos que adopto una actitud y supo atravesar (pasando malos ratos) esa situación incómoda y ahora va recogiendo frutos.

De momento ya ha participado en su primer campeonato del mundo (de posiblemente muchos).

Mi Nombre es Juan Alberto, hace 2 años tuve que enfrentarme a una cirugía muy traumática y a corto-medio plazo lo pasé muy mal en la recuperación sobre todo a nivel deportivo, soy ciclista y esta cirugía me hizo estar en unos niveles de forma muy bajos, eso siempre duele y cuesta de asimilar.

Me puse en contacto con Rubén para que me ayudase a superar esa situación y empezar a reconstruirme en mi vida a todos los niveles.

A medida que empezamos a trabajar y avanzaban las sesiones, nos focalizamos en el control sobre los miedos y los temores condicionales que me ponía a medida que avanzaban los acontecimientos sobre todo a nivel personal en relación con el postoperatorio.

Posteriormente, a nivel deportivo para mi era muy importante recuperar mi nivel cuanto antes y Rubén me ayudó a tener esa paciencia que hay que tener, ya que era un proceso largo y costoso, sobre todo esa constancia que había que tener pese a que me costó mucho recuperarme.

Por lo tanto, a medida que alcancé mi nivel, era hora de dar el siguiente paso, el de competir y Enfrentarme a una realidad al principio dura, y fue muy importante el apoyo de Rubén en lo que se refiere estrés pre y post competición, así como a afrontar los miedos en relación con mis secuelas de la cirugía.

Dicho todo lo cual, estoy logrando alcanzar un nivel que no había imaginado alcanzando metas como estar convocado con la selección española, y siendo 11º clasificado en mi primer Campeonato del Mundo.

Muchas veces hay que saber pedir ayuda y elegir bien, el momento, la situación y la persona adecuada y sin duda, Rubén lo ha sido para mí.

«No diré que me odiaba, pero casi. »

Christian Bonet es realizador audiovisual, de cine, de series o de lo que sea que se le ponga por delante (aquí puedes saciar tu curiosidad cristhianbonet.com).

Actualmente vive con su novia en Barcelona aunque depende del día igual le pillas en Miami que en Albacete en un rodaje o en algo relacionado con eso.

Tiene talento.

Y aparte.

Me parece un ejemplo de aplomo y aceptación brutal de las circunstancias cuando estas no te acompañan.

Su vida no ha sido precisamente un camino de rosas ni a nivel familiar, ni personal ni de relaciones.

Pero en algún momento las cosas que le sucedían (y que le suceden) las empezó a percibir distinto.

Pese a que el camino haya sido oscuro en mas ocasiones de lo que hubiese deseado.

Cada vez que hablo con él me transmite una ilusión contagiosa que me hace sentir que he sido yo el que ha recibido terapia.

Me parecía una tontería empezar esto con un “estoy tomando un café con leche mientras…” pero de tontería nada; me explico.

Antes de empezar con Rubén me resultaba imposible disfrutar de mi espacio, de mi tiempo, en definitiva, disfrutar de mí.

No diré que me odiaba, pero casi.

A pesar de tener una vida llena de logros a nivel personal y profesional, me sentía vacío y sin ganas de seguir.

Lo del café con leche viene porque tras casi un año de terapia ahora sí soy capaz de disfrutar de mi tiempo, de mi espacio… de sentarme en mi escritorio y escribir esto mientras disfruto de un buen… bueno, digamos que **regular** café, tampoco nos flipemos.

He retomado las ganas de vivir bien, de afrontar mis problemas y, sobre todo, de comunicarme.

No me gustaría que esto quedara como una review de Mr. Wonderful, porque no lo es, hay momentos difíciles y decisiones incómodas, pero la vida ya es esto, ¿no?

las personas de mi alrededor, todas, sin excepción, han notado un cambio superpositivo en mí y esto me anima a seguir mejorando día a día poniendo en práctica todo lo aprendido con Rubén, ¡que no es poco!

«He sido capaz de dejar mi trabajo en el que llevaba 14 años y decir «A ver que pasa ahora»»

Marisa es una mujer que vive en el sur de Madrid y fue de las primeras personas que empezó conmigo.

Es madre  y se dedica a la logopedia profesionalmente.

El tema es que cuando la conocí su relación con las sensaciones y pensamientos que la generaban ansiedad era literalmente paralizante.

Pero a base de exponerse una y otra vez a sus sensaciones con valor y amor, ha disuelto muchos de esos bloqueos de una forma bastante sorprendente.

No deja de sorprenderme cada vez que hablo con ella.

De todas formas, ella lo explica mucho mejor que yo:

Cuando llegué hasta Rubén estaba muy triste, desorientada, cansada y tenía crisis de ansiedad, con mucho miedo a hacer cualquier actividad fuera de la ciudad.

Mi relación con la tristeza, el cansancio de vivir, el no encontrar mi sitio y la soledad data de cuando yo era pequeña y estaba muy acostrumbrada a tratar con ellas, pero la ansiedad y el miedo limitante eran nuevos y no podía ni sabía manejar.

Con Rubén aprendí a enfocar en lo importante, a estar aquí y ahora, a aceptar lo que no puedo cambiar ni controlar y a cambiar lo que quiera y pueda cambiar.

Me descubrió un mundo que sosegó mis miedos y mi ansiedad «La meditación» la cual sigo practicando y me sigue ayudando mucho.

Me ayudó a darme cuenta de mi valía y a querer superarme y enfrentar riesgos.

Lo que más agradezco de encontrar a Rubén es que me presentara a mi yo, ese yo al que le gusta ser negativo, tirar por la borda tus ilusiones, desmotivarte, meterte miedo….. Le llamamos Pepito Grillo.

Ahora no me identifico con él, sé cuando habla él y soy capaz de callarlo a tiempo.

Durante el último año he hecho y enfrentado cosas que no estoy segura de que hubiera podido si hubieran sucedido antes de conocer y aprender con Rubén: El confinamiento, la falta de trabajo, el miedo a enfermar, la incertidumbre, Pepito Grillo las hubiera utilizado muy bien para desestabilizarme y meterme miedo, yo he sabido callarle y quedarme aquí y ahora.

He sido capaz de tomar responsabilidades siendo jefa (impensable en otros tiempos)

He sido capaz de dejar mi trabajo en el que llevaba 14 años y decir «A ver que pasa ahora»

He vuelto a disfrutar de hacer senderismo

Me queda mucho trabajo por delante, pero con todas las herramientas que me ha dado Rubén estoy segura que conseguiré todo lo que me proponga!!!!!!

«A lo que me estaba dedicando no me gustaba y me sentía perdido, sin saber por dónde tirar»

Alex es un chico de Zaragoza de casi 30 años (en instagram lo encuentras por  @alexarronizdrhrfr) con una capacidad de conseguir lo que se propone que asusta.

Pero precisamente esa era una de las cosas que más le preocupaban. 

Cada vez que conseguía algo que se había propuesto…

…eso dejaba de tener sentido para él y lo dejaba. 

Las cosas (tanto a nivel personal como profesional) una vez conseguidas, perdían valor.

Y no sé. 

Lo que puedo decirte es que aprendió a valorar lo que ya tenía delante empezando por él mismo.

Ahora  se relaciona de una manera muy diferente con esos “cantos de sirena” que suenan en su cabeza día sí , día también (pensamientos inútiles). 

Es un ejemplo de cómo vivir separando y teniendo claro lo que eres como persona de los resultados externos, te gusten o no.

Me veía desmotivado después de ver de que a lo que me estaba dedicando no me gustaba, y me sentía perdido, sin saber por dónde tirar y en el ámbito amoroso, mucha inestabilidad por mi parte y dudas.

Recuerdo 2 puntos clave que he aprendido gracias a ti, el primero recuerdo que me hablaste mucho de la palabra “alternativas”, y eso me hizo poco a poco abrir la mente, y el segundo punto clave, quizás sería, el hacerse consciente de los pensamientos que tenemos las personas.

Algo que considero importante es que si tienes ganas de tener salud mental, y de esforzarte en mejorar, ya que a veces nos cuesta esfuerzo corregir nuestros pensamientos, y nos puede llegar a dar pereza, por eso, de ahí depende las ganas que tengas de tener una buena salud mental

He estado todo este tiempo desde ya más de 1 año, sin trabajar, apostando, invirtiendo, me he comprado una casa, (algo que hemos hablado muchas veces que deseaba) y sigo invirtiendo, actualmente estoy estudiando inglés, en septiembre me termino los estudios de grado superior, con el objetivo de viajar a Australia. 

Hago mucho deporte, cuando empecé con Ruben era muy inestable con el deporte, actualmente voy 4 días a la semana al gimnasio, voy a Boxeo que es mi deporte favorito.

Y a veces con amigos voy con la bici y juego al padel por ocio.

Y lo mejor y más sorprendente en mi caso, vivo actualmente con mi pareja, no me rayo ni un 10% de lo que me podía rayar entonces ( los milagros no existen) jaja y tengo planes de futuro  con ella.

 

«Muchos patrones y temas estancados en mí que en ese momento era incapaz de ver o liberar sola»

Caro (@carosobrino en Instagram) es una mezcla uruguaya española andaluza que no hay por donde cogerla pero mola.

La guardo un especial cariño porque es de esas personas que me conoció en mis inicios.

Y queda feo que lo diga, pero en esa época me hacían la cobra.

Me decían cosas como «ya te llamaré si eso».

Vamos que estaba empezando y tuve momentos donde me planteé si yo era el problema o no estaba listo para ayudar a otros. 

Pero con ella conecté y no ha parado de crecer desde entonces

Cuando la conocí trabajaba para otras personas y no estaba del todo satisfecha (pese a que aparentemente le iba bien). 

Hoy lo hace para si misma. 

De hecho, se ha montado su propio negocio y hace cosas alucinantes. 

https://www.thenextgencreative.com/

Y por lo que sé, mal no le va.

 

Hola! Me llamo Carolina y llevo casi dos años con Rubén.

Cuando llegue a él, las cosas eran muy diferentes.

Aunque tenía muchas ganas de cambiar, tenía también muchos patrones y temas estancados en mí que en ese momento era incapaz de ver o liberar sola.

Rubén me ha enseñado a comunicarme, a vivir los sentimientos tanto buenos como malos libremente y sin pensarlos dos veces, y a sanar muchos temas que llevaba dentro.

Por todo esto, mi relación con mi familia ha cambiado, he logrado encontrar a alguien que me suma y con la que mantenga una relación sana, y he abierto mi empresa junto con mi socio de la cual Rubén también me ha ayudado a organizar y evolucionar.

También me ha enseñado a mejorar cada día y darme cuenta de mis propios errores y no solo los de el de alado.

Hoy puedo decir que llevo una vida plena. A la que me despierto cada día feliz y agradecida. Agradezco mucho la ayuda de Rubén y sin duda seguiré con el ya que el trabajo es diario siempre!

«Pasé por una situación desbordante y dolorosa»

Antonio es un hombre de 52 años que vive en Córdoba y que se sentía apático, desganado y sin ilusión en la vida.

Al menos eso me decía cuando lo conocí.

Tenia la sensación de estar viviendo una vida que no le representaba sobretodo a nivel relaciones que lo tenia «secuestrado» en un vacío existencial.

Vivía resignado. Como si no hubiese más.

Ahora me da que vive diferente.

Es una persona especial con una valentía que mas quisiera yo para mi en muchos momentos .

Me llamo Antonio tengo cincuenta y dos años,hace algunos meses pasé por una situación desbordante y dolorosa en mi vida (toqué fondo)

Busqué ayuda urgente,en internet, encontré Rubén,las reseñas  que tenía me convencieron y lo llamé por tlfno ,con una respuesta inmediata y una hoja de ruta para empezar a vernos online (online no era mi preferencia… accedí)

En las primeras consultas mi mente entró en calma, empecé a entenderla.Ya no me estaba preso de mis propios pensamientos,y empezó a entrar luz y claridad en mi mente,con sus herramientas fue cambiando todo,un proceso que me motivaba cada día, al percibir mi avance, trabajando duro y escuchando sus sugerencias,me puse en marcha sin dejar nada atrás (terapia,deporte, alguna lectura que me recomendó etc)

En conclusión y sin ser nada adulador, Rubén es «Mágico»

Mi experiencia con las consultas online han sido determinantes para salir del pozo y poder vivir,mi vida ha girado lo suficiente para ser feliz,

Porque como vivas la vida solo depende de uno mismo.Necesitamos muchos RUBEN en este mundo.

Muchas gracias por todo.

«No me encontraba libre, fuerte ni sana»

Andrea es una chica de Cádiz que conocí cuando estaba opositando sin mucha motivación.

Algo no cuadraba.

Se trata de una de esas personas que no sabe vivir a medias pero había un ámbito que causaba interferencias en su vida.

Me contó que ella sentía que lo daba todo en las relaciones y que no recibía lo mismo (por lo que se sentía mal por ello y desgastada).

Con el tiempo simplemente decidió enfocarse en  cosas que realmente si dependían de ella.

Y bueno.

A día de hoy entre otras cosas ya se dedica a lo que quiere

Mi nombre es Andrea, tengo 28 años y soy funcionaria del Estado.

Acudí a Rubén hace justo un año, por el verano pasado. Me considero una chica muy normal, me gusta cuidarme físicamente, emocionalmente muy sensible pero también muy llena de vida y lo más importante es que me conozco bien, aunque siempre estoy tratando de conocerme más aún y darme lo mejor.

Cuando contacté con Rubén fue durante plena época del Covid y el confinamiento (tiempos difíciles), estuve conociendo a un chico.

De primeras, como siempre, todo maravilloso, pero por tema confinamiento todo tuvo que pararse y mantuvimos todo a distancia.

Mi dependencia me hizo sentirme aún más apegada a este chico y no sabía cómo afrontar esta situación. Él no estaba cómodo con mi apego, me lo hacía ver con un trato hostigado y yo no sabía cuidarme e incluso dejé de comer y dormía mal.

Durante esa época estuve opositando y no ayudaba nada en mi futuro, la situación del COVID y la dependencia emocional que sentía con esta persona. No me encontraba libre, fuerte ni sana.

Entonces Rubén me ayudó a centrarme en mi, volver a recuperar mi pasión por el deporte que además necesitaba para superar las pruebas físicas y a darme cuenta que encontrarse débil y vulnerable es humano, pero también hay que seguir adelante para conseguir eso en lo que queremos convertirnos.

Mi deseo siempre ha sido ser independiente y con una relación sana, valiéndome por mí misma y sintiéndome orgullosa.

A día de hoy, logré la plaza, aun teniendo a mis chimpancés prehistóricos (como siempre me decía Rubén) en mi cabeza atormentándome, pero vivo con ellos. Sé que hay días que vuelvo a ser vulnerable, pero así soy, me acepto y me quiero.

Pero también quiero a la versión fuerte y luchadora. Me siento muy bien de haber encontrado a un profesional como Rubén porque es muy cercano, entiende cada situación como un buen amigo con el que te sientes bien y es un gran apoyo, con el cual sigo contando y seguiré contando.

Si quieres saber más sobre mí puedes ir a QUIÉN SOY

Rubén Monreal