fbpx
Seleccionar página

«Las opiniones te las habrán puesto tus colegas».

 

«Cualquiera en internet puede tener opiniones buenas de la gente«.

 

«¿Cuánto les has pagado?»

 

MIRA

 

Otra cosa no sé, pero un impostor no soy.

Lo que vas a leer son opiniones reales.

 

Y no tienes por qué creerte lo que dicen de mí,

Porque prefiero que lo compruebes directamente.

Pero si están aquí es porque son personas importantes para mí,

 

Todas y cada una de ellas me han enseñado algo y de paso,

he podido acompañarlas en algún momento de su vida problemático.

 

E igual algunas de sus historias te resulta familiar,

y quizá puedas convencerte de lo que te puede beneficiar el que podamos trabajar juntos.

«No diré que me odiaba, pero casi.»

Christian Bonet es realizador audiovisual de cine, documentales, cortos, series (o de lo que sea que se le ponga por delante)

Aquí puedes ver lo que hace cristhianbonet.com.

Actualmente, vive con su novia en Barcelona, aunque depende del día igual le pillas en Miami o en Albacete.

La inseguridad no le permitía abrirse con algunas relaciones tanto personales como familiares que precisamente le generaban esas dudas.

 

Me parecía una tontería empezar esto con un “estoy tomando un café con leche mientras…”

Pero de tontería nada;

me explico.

 

Antes de empezar con Rubén me resultaba imposible disfrutar de mi espacio, de mi tiempo, en definitiva, disfrutar de mí.

No diré que me odiaba, pero casi.

 

A pesar de tener una vida llena de logros a nivel personal y profesional, me sentía vacío y sin ganas de seguir.

Lo del café con leche viene porque tras casi un año de terapia,

ahora sí soy capaz de disfrutar de mi tiempo, de mi espacio… de sentarme en mi escritorio y escribir esto mientras disfruto de un buen… bueno, digamos que **regular** café, tampoco nos flipemos.

 

He retomado las ganas de vivir bien, de afrontar mis problemas y, sobre todo, de comunicarme.

No me gustaría que esto quedara como una review de Mr. Wonderful, porque no lo es,

hay momentos difíciles y decisiones incómodas, pero la vida ya es esto, ¿no?

 

Las personas de mi alrededor, todas, sin excepción, han notado un cambio superpositivo en mí

y esto me anima a seguir mejorando día a día, poniendo en práctica todo lo aprendido con Rubén,

¡que no es poco!

Christian Bonet

Filmmaker, Freelance

«Solo me importaba mostrarme fuerte a los demás...»

Alba es una chica Granadina, con una sonrisa y una energía increíble (si no me crees @albapaastor es su Instagram).

Pero el día que me escribió lo hizo contactó porque no se sentía bien consigo misma y un atropello de coche tuvo algo que ver en eso.

Desde hace un tiempo se sentía limitada, no solo físicamente (no podía mover su cuerpo con soltura a causa del accidente).

Ataques de ansiedad constantes sin razón aparente y actitudes sociales que poco o nada la ayudaban a estar bien.

 

Hace aproximadamente dos años sufrí un accidente de tráfico.

Mientras me recuperaba, comencé a tener taquicardias diarias, dolores de cabeza, mareos y una sensación de ahogo de forma muy frecuente.

Además, emocionalmente me encontraba en el peor momento de mi vida.

 

No tenía ilusión por absolutamente nada, no encontraba ninguna motivación en mi día a día, tenía la autoestima por los suelos.

No sabía cómo sentirme y solo me importaba mostrarme fuerte y feliz a los demás para no sentirme juzgada.

Todo esto me llevó a padecer ansiedad.

 

Aunque era consciente de lo mal que me encontraba mentalmente, no me sentí capaz de buscar ayuda en un profesional hasta un tiempo después y ahí fue cuando conocí a Rubén.

En la primera sesión que tuvimos estaba muy nerviosa, pero él desde el primer momento me hizo sentir muy cómoda.

 

Fue en ese momento en el que por primera vez fui capaz de contarle a alguien todo lo que sentía, esto hizo que me liberase y fue el inicio de mi recuperación.

A medida que hemos ido avanzando en la terapia,

He aprendido a gestionar mis emociones comprendiendo que encontrarse mal está bien, ya que no siempre se puede estar bien.

 

Me ha ayudado y guiado a encontrar mi paz interior, lo que ha favorecido en tener relaciones sanas con la gente que me rodea,

Y saber alejarme de las personas que no me aportan.

Lo más importante es que ahora sé de qué forma afrontar una mala situación o un problema.

 

Tras el accidente tenía muchísimo miedo a la carretera.

Miedo que he conseguido superar poco a poco con los consejos, métodos y la confianza que Rubén tenía en mí.

Actualmente, me encuentro en una etapa muy feliz y plena de mi vida, esto se debe al gran equipo que hemos hecho Rubén y yo.

 

Él por saber guiarme y yo por realmente buscar un cambio en mi vida.

Hay personas maravillosas en el mundo.

Rubén es una de ellas.

Alba Pastor

Graduada en ADE, Universidad de Granada

«Tenía también patrones y temas estancados en mí que en ese momento era incapaz de ver.»

Carolina es una chica uruguaya, española y no sé ahora mismo de donde más, con una creatividad increíble que actualmente ha creado su propio proyecto profesional en thenextgencreative.com.

Cuando la conocí, sus dudas e inseguridades eran grandes en parte debido a situaciones que se dieron en su vida, tanto familiar como en sus relaciones que de alguna manera no la permitían volar.

Además, trabajaba para otros y no tenía la sensación del todo de estar satisfecha ni con eso ni consigo misma.

Ahora vive en Latinoamérica y viaja por el mundo para colaborar en proyectos de lo suyo.

Si te pica la curiosidad puedes saber más sobre su forma de trabajar y de vivir en su Instagram @carosobrino. 

 

¡Hola! Me llamo Carolina y llevo casi dos años con Rubén.

Cuando llegue a él, las cosas eran muy diferentes.

 

Aunque tenía muchas ganas de cambiar,

Tenía también muchos patrones y temas estancados en mí que en ese momento era incapaz de ver o liberar sola.

 

Rubén me ha enseñado a comunicarme,

A vivir los sentimientos tanto buenos como malos libremente y sin pensarlos dos veces,

Y a sanar muchos temas que llevaba dentro.

 

Por todo esto, mi relación con mi familia ha cambiado, he logrado encontrar a alguien que me suma y con la que mantenga una relación sana,

y he abierto mi empresa junto con mi socio, de la cual Rubén también me ha ayudado a organizar y evolucionar.

 

También me ha enseñado a mejorar cada día y darme cuenta de mis propios errores y no únicamente los de el de alado.

Hoy puedo decir que llevo una vida plena.

A la que me despierto cada día feliz y agradecida.

¡Agradezco mucho la ayuda de Rubén y sin duda seguiré con él, ya que el trabajo es diario siempre!

Carolina Sobrino

CEO Cofundadora, NextGen Creative

«Me guardo para siempre sus ejercicios de atención plena.»

Antón Sequeiros es un tío del norte (de una zona donde hubo "meigas") que actualmente vive y trabaja en Vitoria-Gasteiz.

De esos que solo con verlo venir de frente ya te sientes pequeño.

No sé si mide cuatro metros (pero como si los midiera).

Además, es portero en un equipo de balonmano semiprofesional (por si te da curiosidad ver la web de su equipo, es el BM. Corazonistas de Vitoria).

El caso es que me escribió porque sentía que había perdido la ilusión y la motivación hacia cosas que antes si lo llenaban (relaciones, familia, deporte...).

 

Mi nombre es Antón y hace más o menos año y medio que trabajo con Rubén,

Acudí a él después de pasar por dos psicó[email protected] diferentes con los que no terminaba de encajar.

 

Decidí empezar a cuidarme después de pasar por una ruptura y problemas familiares con los cuales no era capaz de lidiar.

Las primeras sesiones con Rubén me ayudaron a poner en orden mis prioridades en la vida,

A poner el foco en las cosas que me hacían sentir bien y qué podía hacer con las que me hacían sentir mal.

 

Hemos trabajado aspectos como la culpa, identificar y aceptar las emociones,

gestionar los pensamientos negativos e interiorizar que estos son solo eso,

pensamientos (me guardo para siempre sus ejercicios de atención plena).

 

También hemos hecho hincapié en los valores que quiero tener presentes,

Que me ayudan a crecer y llegar a ser la persona que quiero ser.

 

Incluso me ayudó a mantener la motivación y las ganas de competir en mi deporte durante el año de pandemia.

Después de todo este tiempo, mi relación conmigo, con las personas que me rodean, con el deporte y con mi trabajo han cambiado a mejor.

 

Siento que Rubén me ha dado un mapa y las herramientas necesarias para trazar poco a poco mi camino.

Antón Sequeiros

Gestor de Stock, en ALU-STOCK

«Si dijera que fue una conexión inmediata, mentiría.»

Elena es una chica madrileña, de Boadilla del Monte,

Contactó en un estado de nerviosismo que no la permitían tratarse bien. 

Ha sido de las personas que más difíciles me han puesto las cosas a nivel profesional, ya que nada parecía funcionar con ella.

Pero no fui yo sino ella la que tuvo los ovarios de derribar esas resistencias internas y empezar a mostrarse suelta y tal como es en muchos aspectos.

Por cierto, cuando la conocí decía que no se iba a sacar la carrera nunca y que incluso igual era buena idea dejarla.

Ahora trabaja en uno de los hospitales más famosos de Madrid (entró en prácticas, pero ha conseguido un puesto fijo en poco tiempo).

Es un huracán que ha estado apagado por relaciones desafortunadas, bullying escolar y situaciones familiares conflictivas,

Pero como un buen huracán arrasa con lo que se propone.

 

Conocí a Rubén hace poco más de un año y, si dijera que fue una conexión inmediata, mentiría.

Recuerdo esos 20 primeros minutos de presentación como una situación incómoda delante de un completo desconocido al que sentía que tenía que contarle todos mis secretos e intimidades.

 

Al terminar, aunque no estaba segura de qué me parecía, en el momento que me propuso tener nuestra primera sesión al día siguiente, lo cierto es que ni me lo pensé,

Respondí con un rotundo sí.

 

En aquella primera sesión me cayó el primero de muchos cubos de agua fría,

La recuerdo como una de las más dolorosas, pero, a la vez, de las más provechosas.

 

Fue entonces cuando me di cuenta de que, lo que me incomodaba no era hablar de mis “traumas” con un extraño,

Si no contármelos a mi misma porque eso iba a suponer empezar a ser verdaderamente consciente de ellos y tener que afrontarlos.

Este año de terapia ha sido un tira y afloja conmigo misma,

Verdaderamente, quería la ayuda que Rubén me iba a brindar, por eso mismo le contacté, pero, tampoco le permitía hacerlo.

 

Siempre que trataba de explicarme cómo funciona este cerebro primitivo nuestro,

Yo estaba maquinando alguna queja, pega, argumento para contradecirle y que no tuviera razón.

 

Además, cuando todo mi cuerpo y todo mi ser me pedían llorar, me resistía con todas mis fuerzas,

Hasta el punto de dolerme las mejillas de intentar contener las lágrimas.

 

Aún con todo esto, seguí trabajando con él porque, aunque no fuera consciente, estaba poniendo en práctica dos de las palabras que más he escuchado salir de la boca de Rubén: experiencia y perseverancia.

 

Poco a poco, y sin yo darme cuenta, fui bajando esos muros que me habían llevado a alejarme de mi familia y amigos y que, incluso, me habían permitido esconderme de mi propio psicólogo.

 

En la actualidad me encuentro totalmente cómoda, segura y arropada con Rubén.

En resumidas cuentas, mi proceso ha sido, es y seguirá siendo difícil, a veces desagradable,

Pero, puedo decir sin atisbo de dudas que es de las experiencias más enriquecedoras y alucinantes de toda mi vida y,

Si de algo estoy total y absolutamente segura, es de que no podía haber elegido un mejor compañero de viaje que Rubén.

Elena Calpe

Gestora, Hospital de la Paz de la Comunidad de Madrid

«Aprendí a enfocar en lo importante, a estar aquí y ahora, a aceptar lo que no puedo cambiar»

Marisa es una madre que vive en un pueblito del sur de Madrid y fue de las primeras personas que empecé a ver como psicólogo, recomendada por una amiga que se sacó la carrera conmigo en la UNED.

El tema es que cuando la conocí su relación con las sensaciones y pensamientos que la generaban ansiedad era literalmente paralizante.

Hasta el punto que el simple hecho de salir a recoger a sus hijas al colegio o salir a la calle la suponía un gran desafío.

No deja de sorprenderme cada vez que hablo con ella.

 

Cuando llegué hasta Rubén estaba muy triste,

Desorientada, cansada y tenía crisis de ansiedad, con mucho miedo a hacer cualquier actividad fuera de la ciudad.

Mi relación con la tristeza, el cansancio de vivir, el no encontrar mi sitio y la soledad data de cuando yo era pequeña y estaba muy acostumbrada a tratar con ellas,

 

Pero la ansiedad y el miedo limitante eran nuevos y no podía ni sabía manejar.

Con Rubén aprendí a enfocar en lo importante, a estar aquí y ahora,

A aceptar lo que no puedo cambiar ni controlar y a cambiar lo que quiera y pueda cambiar.

 

Me descubrió un mundo que sosegó mis miedos y mi ansiedad «La meditación» la cual sigo practicando y me sigue ayudando mucho.

Me ayudó a darme cuenta de mi valía y a querer superarme y enfrentar riesgos.

 

Lo que más agradezco de encontrar a Rubén es que me presentara a mi yo, ese yo al que le gusta ser negativo, tirar por la borda tus ilusiones, desmotivarte, meterte miedo…

Le llamamos Pepito Grillo.

 

Ahora no me identifico con él, sé cuando habla él y soy capaz de callarlo a tiempo.

Durante el último año he hecho y enfrentado cosas que no estoy segura de que hubiera podido si hubieran sucedido antes de conocer y aprender con Rubén:

El confinamiento, la falta de trabajo, el miedo a enfermar, la incertidumbre,

Pepito Grillo las hubiera utilizado muy bien para desestabilizarme y meterme miedo, yo he sabido callarle y quedarme aquí y ahora.

 

He sido capaz de tomar responsabilidades siendo jefa (impensable en otros tiempos)

He sido capaz de dejar mi trabajo en el que llevaba 14 años y decir «A ver que pasa ahora»

 

He vuelto a disfrutar de hacer senderismo

Me queda mucho trabajo por delante, pero con todas las herramientas que me ha dado Rubén, estoy segura de que conseguiré todo lo que me proponga!!!!!!

Marisa Hernández

Logopeda, en un Instituto de Humanes de Madrid

«Ojo, no significa que pulses un botón y soluciones el problema…»

Adrián Vázquez es un chaval de A Coruña que cuando lo conocí, la ansiedad que sentía era tan fuerte que no le permitía disfrutar de las cosas que él valora de la vida.

Se sentía dominado y resignado a un constante nerviosismo y era consciente de que eso no era algo que quería vivir de forma permanente.

A día de hoy (si no me equivoco) se ha graduado en periodismo en la universidad de Santiago de Compostela y colabora en uno de los periódicos más famosos de Galicia.

Hola a todos!!

Me llamo Adrián y llevo un año en consulta con Rubén.

¡Me siento muy cómodo hablando con él y, a veces, el rato que pasamos es hasta divertido!

Cabe decir que ahora me encuentro muy bien y eso favorece que tengamos un muy buen rollo.

Cuando acudí a él estaba en un momento regular.

 

Soy una persona que ha tenido ansiedad desde pequeño y que asumía tenerla como algo inherente a mí, a mi forma de ser.

Eso me llevó a comportarme, relacionarme y vivir siempre condicionado por esta ansiedad.

 

Evitar tener angustia y sucumbir a los pensamientos intrusivos que generaba esta evitación llegaron a convertirse en algo habitual para mí.

No sabía hacerlo de otra manera porque no tenía referentes, conocimientos o educación emocional.

 

Con todo, desde la aceptación y la calma (dos elementos clave, a mi parecer, en la terapia de Rubén)

Reduje progresivamente mi ansiedad hasta llegar a un punto en el que aprendí a vivir con ella sin darle demasiada importancia.

 

Ojo, no significa que pulses un botón y soluciones el problema.

A mí me gusta decir que la ansiedad es algo así como uno de esos interruptores de luz que se apagan o se encienden progresivamente.

 

Es difícil conseguir apagarla del todo (seguramente ni deba ser ese el objetivo), pero, con ayuda,

Es posible conseguir aminorarla para vivir con ella cómodamente sin que repercuta en tu vida cotidiana.

 

Soy consciente de que tengo que seguir priorizando mi salud mental y afianzar los hábitos que me permiten mejorar.

Junto a una buena conducta, un buen psicólogo y gente alrededor que entiendan tu situación y te ayuden a sentirte mejor todo es posible.

 

He aprendido que hay que ir mejorando poco a poco.

Aceptarse, cuidarse y hacer lo que uno quiere, ¡que para eso estamos aquí!

Adrián Vázquez

Graduado en Periodismo, Universidad de Santiago de Compostela

«Empecé a diferenciar mis diversos procesos mentales y a tener más control sobre ellos.»

Yolanda Boyano es una actriz sevillana que vive en Madrid.

Cuando la conocí por primera vez se sentía confundida porque repetía patrones una y otra vez que no la ayudaban en nada.

Patrones autodestructivos y poco sanos que la afectaban tanto en sus relaciones personales como en su futuro profesional.

Actualmente (por lo que sé) ha formado parte del reparto de una película que se estrenará en unos meses y puedes seguirla los pasos en su Instagram @yolandaboyano

El motivo principal que me llevó a contactar a Rubén fue el hecho de sentir que podía ser mejor persona, que mi vida podía ser mejor.

Había algo en mí que sentía que no estaba encajado, quizás faltaba conexión conmigo misma y mis necesidades.

 

Los primeros cambios los noté cuando empecé a practicar mindfulness,

Aunque he de decir que no era algo que me agradara hacer, fui entrenando mi mente poco a poco para salir de su zona de confort,

Al hacer algo diferente los resultados también empezaron a serlo, la atención plena fue el primer paso.

 

A partir de ahí empecé a diferenciar mis diversos procesos mentales y a tener más control sobre ellos, empecé a verme a mí y a mi mente por separados, fue un hallazgo muy interesante.

La meditación fue otro pilar importante.

Este proceso me ayudó tanto en mi vida personal, con mis relaciones con los demás y conmigo misma, y en mi vida laboral.

 

Todo el transcurso con Rubén me ayudó a enfocar mi trabajo con más seguridad y a adquirir herramientas que aplico en castings y proyectos.

Además de dedicarme al teatro,

He trabajado en dos películas, una de ellas como coprotagonista, he grabado un videoclip que se estrenará en breve con un famoso cantante,

Y he creado un taller llamado “Teatro entre mujeres” del que me siento especialmente orgullosa.

 

Mi conclusión es que la clave está en la sencillez.

Creo que el proceso con Rubén es deshacernos de todo lo que creemos para quedarnos con lo esencial.

Yolanda Boyano

Actriz, Freelance

«La verdad es que no me confundí, llámale suerte, llámale buscar y elegir lo que buscas.»

Loli es una mujer gallega que, por cosas de la vida, vive y trabaja en Valladolid que me contactó porque tenía una situación familiar que no le aportaba ni ilusión ni ganas de vivir.

La ansiedad y el nerviosismo eran sus compañeros de viaje en prácticamente cualquier cosa que intentaba hacer para estar mejor.

Y estaba cansada de eso porque (entre otras cosas) no la permitía vivir como quería ni crear las relaciones que se merecía.

Ahora trabaja como técnico de prevención de Riesgos Laborales en una de las empresas punteras españolas de ese sector y participa con la Universidad Alfonso X el Sabio en el máster que lleva el mismo nombre que su puesto actual.

A finales del 2019 sufrí nuevamente una recaída sobre un proceso de ansiedad que me llevaba a un dolor interno inmenso y a una rabia tan profunda que lo que te gustaría es empezar a romper cosas: mesas, cristales, loza…

Cualquier cosa que liberase esa energía interna rabiosa, pero de la que eres consciente que no puedes gestionar con golpear,

Eso te lleva a una crisis ansiosa y a otra y a otra hasta que desde la química consiguen parar esa ansiedad (ese bicho que te carcome por dentro)

Y poco a poco por la química adormece, pero adormece todo y sabes que solo está dormido, no sanado.

Para eso necesitas otro tipo de ayuda.

Volví a trabajar en plena época de Covid, en una ciudad que no es la mía Valladolid, así que acudí a una página web para encontrar un psicólogo

Y ahí, leyendo tus referencias, me pareció que podías ser una persona que podías ayudarme.

La verdad es que no me confundí, llámale suerte, llámale buscar y elegir lo que buscas,

Pero desde el principio, aun tratándose de sesiones vía webinar, hubo una conexión fuerte y de confianza entre nosotros, tú generaste eso Rubén.

Para mí, tu saber se ha convertido en un aprendizaje, me has visto llorar, me has visto con ansiedad, me has visto sin ser capaz de concentrarme en la meditación

Y poco a poco has ido construyendo unas sesiones de confianza, de aprendizaje, de conocerme a mí misma gracias a ti.

Haciendo pensar, haciéndome negociar conmigo misma, convirtiendo el “tengo que” en “estoy haciendo”, en este tiempo gracias a ti han cambiado mi forma de mirarme por dentro, a darme espacio,

A saber que no siempre la justicia se convierte en realidad, pero tu realidad puede ser buena dentro de la aceptación.

Todavía “tengo ganas de ti” (como dice el título de un libro), de estrujarte más en el aprendizaje.

¡Gracias y mil gracias!

Maria Dolores Tato

Prevención de Riesgos Laborales, Mapfre

«No me rayo ni un 10% de lo que me podía rayar…»

Alex es un chico de 30 años que vive en Zaragoza (@alexarronizdrhrfr) con una capacidad de conseguir lo que se propone bestial.

Pero precisamente esa era su mayor problema. Cada vez que conseguía algo que se había propuesto, eso dejaba de tener sentido para él y lo dejaba. 

Las cosas tanto a nivel personal, pareja, familiar y profesional, una vez conseguidas, perdían valor y eso lo mantenía confundido y con la sensación de estar perdido. 

Me veía desmotivado después de ver que a lo que me estaba dedicando no me gustaba, y me sentía perdido,

Sin saber por dónde tirar y en el ámbito amoroso, mucha inestabilidad por mi parte y dudas.

Recuerdo 2 puntos clave que he aprendido gracias a ti, el primero recuerdo que me hablaste mucho de la palabra “alternativas”,

Y eso me hizo poco a poco abrir la mente, y el segundo punto clave, quizás sería, el hacerse consciente de los pensamientos que tenemos las personas.

Algo que considero importante es que si tienes ganas de tener salud mental, y de esforzarte en mejorar, ya que a veces nos cuesta esfuerzo, corregir nuestros pensamientos,

Y nos puede llegar a dar pereza, por eso, de ahí depende las ganas que tengas de tener una buena salud mental.

He estado todo este tiempo desde ya más de 1 año, sin trabajar, apostando, invirtiendo, me he comprado una casa, (algo que hemos hablado muchas veces que deseaba)

Y sigo invirtiendo, actualmente estoy estudiando inglés, en septiembre me termino los estudios de grado superior, con el objetivo de viajar a Australia. 

Hago mucho deporte, cuando empecé con Rubén era muy inestable con el deporte,

Actualmente, voy 4 días a la semana al gimnasio, voy a Boxeo que es mi deporte favorito.

Y a veces con amigos voy con la bici y juego al pádel por ocio.

Y lo mejor y más sorprendente en mi caso, vivo actualmente con mi pareja,

No me rayo ni un 10% de lo que me podía rayar, entonces (los milagros no existen) jaja y tengo planes de futuro con ella.

Alejandro Arroniz

Inversor, Freelance

«Aún se me ponen los pelos de punta con algún vídeo o reflexión…»

Sergio es un chico de Huesca y actualmente trabaja como en Aldeas Infantiles, además de estar trabajando actualmente en ASPACE (Asociación de Paralíticos Cerebrales).

Me invitó a dar un taller de psicología y gestión de estrés a su ciudad natal en una cafetería de Zaragoza y me parece que deberían existir muchas más personas como él en este planeta.

Por aquí te dejo su LinkedIn por si te pica la curiosidad de saber lo que hace y cómo lo hace porque es una pasada (al menos para mí).

 Hola! me llamo Sergio y tengo 35 años. Soy de Huesca.

Siempre he dicho y pensado que para mi Ruben fue una “causalidad” no soy muy asiduo a las redes sociales,

Pero su perfil apareció y alguna de sus reflexiones me gustaron mucho y decidí seguirlo.

Esto hizo que pudiera pensar en él para un proyecto que teníamos entre manos con dos amigos.

Nos pusimos en contacto y todo fue fácil y la conexión fue superpositiva.

Hay que remarcar la facilidad que Ruben demostró en todo momento, ya que tan apenas nos conocíamos y demostró una confianza ciega.

El camino de Rubén y Espacio Educas ( una pequeña empresa donde intentamos hacer más fácil el día a día), empezó con una píldora deportiva, fue brutal, aún se me ponen los pelos de punta con algún vídeo o reflexión.

Y con un taller de 6-7 horas “Comenzando a vivir sin estrés” fue muy dinámico y con ejercicios prácticos muy sencillos para llevarlos al día a día, todos salimos encantados de este gran taller.

Puedo decir alto y claro que este curso cambio muchas cosas de mi vida, Ruben me enseño buenas herramientas para poder utilizar en el día a día.

Soy socio de una pequeña empresa “Espacio Educas” es una bonita locura que surgió un día con dos amigos,

Nuestro objetivo es poder ofrecer a todo el mundo que quiera herramientas par que todo sea más sencillo, dar a conocer profesionales especializados para poder cumplir los objetivos que te puedas plantear.

Soy una persona con muchas inquietudes y que me gusta rodearme de buenos profesionales y aprender de todos ellos.

Un apasionado de los retos y de no poner límites a nada.

No podría vivir sin el deporte, adicto al running, el día que no corro no es igual de bonito.

Gracias a mi ilusión y no tirar la toalla puedo estar orgulloso de la docena de maratones que tengo colgadas en mi habitación,

Y poder pertenecer a  la empresa que siempre quise y no olvidar lo más importante, orgulloso de mi vida y de poder disfrutar de la gente que más quiero.

Sergio Sese Ruíz

Coordinador, Aldeas Infantiles en Zaragoza

«Mi experiencia con las consultas online han sido determinantes para salir del pozo y poder vivir.»

Antonio Villa es un hombre de 52 años que vive en Córdoba y que se sentía sin ilusión en la vida.

Estaba manteniendo en el tiempo ciertos compromisos tanto a nivel familiar como personal que no lo estaban permitiendo ser él mismo.

Y lo peor de todo es que él lo sabía, pero no se atrevía a cortarlo por miedo a las consecuencias de tomar ciertas decisiones que le podrían ayudar a ver las cosas de otra manera.

Me llamo Antonio, tengo cincuenta y dos años, hace algunos meses pasé por una situación desbordante y dolorosa en mi vida (toqué fondo)

Busqué ayuda urgente, en internet, encontré Rubén, las reseñas que tenía me convencieron y lo llamé por tfno.,

 

Con una respuesta inmediata y una hoja de ruta para empezar a vernos online (online no era mi preferencia… accedí)

En las primeras consultas mi mente entró en calma, empecé a entenderla.

Ya no me estaba preso de mis propios pensamientos, y empezó a entrar luz y claridad en mi mente, con sus herramientas fue cambiando todo,

Un proceso que me motivaba cada día, al percibir mi avance, trabajando duro y escuchando sus sugerencias,

Me puse en marcha sin dejar nada atrás (terapia, deporte, alguna lectura que me recomendó, etc.)

 

En conclusión y sin ser nada adulador, Rubén es «Mágico»

Mi experiencia con las consultas online han sido determinantes para salir del pozo y poder vivir, mi vida ha girado lo suficiente para ser feliz,

Porque como vivas, la vida solo depende de uno mismo.

Necesitamos muchos RUBEN en este mundo.

Muchas gracias por todo.

Antonio Villa

Vendedor, Conocida tienda española

«No me encontraba libre, fuerte ni sana.»

Andrea es una chica de Cádiz que conocí cuando estaba opositando sin mucha motivación.

Me contó que ella sentía que lo daba todo en las relaciones y que no siempre recibía lo que quería por la otra parte.

Esto la frustraba y distraía en otras áreas de su vida y cansada de eso decidió cambiar las cosas.

Mi nombre es Andrea, tengo 28 años y soy funcionaria.

Acudí a Rubén hace justo un año, por el verano pasado.

 

Me considero una chica muy normal, me gusta cuidarme físicamente, emocionalmente muy sensible,

Pero también muy llena de vida y lo más importante es que me conozco bien, aunque siempre estoy tratando de conocerme más aún y darme lo mejor.

 

Cuando contacté con Rubén fue durante plena época del Covid y el confinamiento (tiempos difíciles), estuve conociendo a un chico.

De primeras, como siempre, todo maravilloso, pero por tema confinamiento todo tuvo que pararse y mantuvimos todo a distancia.

 

Mi dependencia me hizo sentirme aún más apegada a este chico y no sabía cómo afrontar esta situación.

Él no estaba cómodo con mi apego, me lo hacía ver con un trato hostigado y yo no sabía cuidarme e incluso dejé de comer y dormía mal.

 

Durante esa época estuve opositando y no ayudaba nada en mi futuro, la situación del COVID y la dependencia emocional que sentía con esta persona.

No me encontraba libre, fuerte ni sana.

 

Entonces Rubén me ayudó a centrarme en mí, volver a recuperar mi pasión por el deporte que además necesitaba para superar las pruebas físicas,

y a darme cuenta de que encontrarse débil y vulnerable es humano, pero también hay que seguir adelante para conseguir eso en lo que queremos convertirnos.

 

Mi deseo siempre ha sido ser independiente y con una relación sana, valiéndome por mí misma y sintiéndome orgullosa.

A día de hoy, logré la plaza, aun teniendo a mis chimpancés prehistóricos (como siempre me decía Rubén) en mi cabeza, atormentándome,

 

Pero vivo con ellos. Sé que hay días que vuelvo a ser vulnerable, pero así soy, me acepto y me quiero.

También quiero a la versión fuerte y luchadora.

Me siento muy bien de haber encontrado a un profesional como Rubén porque es muy cercano,

Entiende cada situación como un buen amigo con el que te sientes bien y es un gran apoyo, con el cual sigo contando y seguiré contando.

Andrea Ramos

Funcionaria, Fuerzas de seguridad del Estado

Por si prefieres conocerme más es aquí 

Rubén Monreal