Mindfulness también es conocida como la práctica de la atención plena, o conciencia plena. Consiste en una técnica que te permite estar atenta o atento, a todo lo que haces a lo largo del día, sin más ayuda que tu capacidad de focalizar la mente al presente.

No son escasos, las veces que un deportista de élite se deja llevar por los pensamientos y por sus emociones, cada vez que falla un gol, un pase o cuando su equipo pierde un partido.

La particularidad, de la práctica de mindfulness en contextos deportivos, enseña a los deportistas a sacar de la ecuación durante el juego esas ideas y sensaciones que vienen a la mente una y otra vez.


Dejando de luchar con tus pensamientos negativos

Cuando entrenas la mente, como un músculo más, para que en los entrenamientos y los partidos des el máximo, necesitas estar en el presente.

Sin embargo, no existe ningún deportista que rinda al cien por cien, cuando su atención no está focalizada en lo que tiene que hacer. Leo Messi, también

El enfoque de mindfulness orientado al deporte, pasa por un entrenamiento pautado, formal e informal, personalizado y adaptado al atleta en función de la motivación, habilidad y horarios de entrenamiento del atleta.

Ciertamente, se suele utilizar un tipo de intervención en psicología deportiva, que es efectiva en algunos casos y consiste en detectar qué anda regular o qué se puede mejorar y mejorarlo a través de técnicas psicológicas concretas.

Pero cuando entran en juego los pensamientos y las emociones que en algunos casos paralizan, la introducción de un entrenamiento basado en mindfulness aplicado al deporte saca de la ecuación esta lucha innecesaria con tu propia cabeza.


Reduciendo la ansiedad y el estrés que entorpecen tu juego

Por ende, cuando integras la práctica de la atención plena a la competición, a cada entrenamiento, puedes llegar a habituar a tu mente a lograr un estado interesante de concentración en el deporte que realices.

Del mismo modo, que ya no necesitas luchar con tus pensamientos ni con tus emociones, sino más bien no juzgarlas, aceptarlas tal como son en el juego, tampoco le das a tu mente material para alimentar tus miedos.

Es decir, te sales de la ecuación. Cuando aprendes a introducir la atención plena como un recurso más, cuando  la ansiedad aparece tu estás consciente en todo momento de tus sensaciones. Pero te sales de la ecuación.

En conclusión, con mindfulness, al centrar todos tus sentidos en la realidad, la ansiedad y el estrés pasan a ser percibidos desde una perspectiva diferente, que te puede abrir las puertas a una nueva forma de relacionarte con la vida.

Tanto dentro como fuera del campo. Tanto en lo personal, como en lo profesional.


Pasando de lo familiar a lo profesional y viceversa

Quizás alguna vez, te hayas sentido afectado o afectada por una situación personal horrorosa, pero aún así, has decidido competir.

Supongamos que te han dado una mala noticia. Entonces compites llena de rabia, lleno de odio e imagina incluso, que te sale el partido de tu vida pero acabas sin pilas para el resto del día.

Pero quizás, no necesitas alimentar tu ira para competir mejor. Ni tampoco recibir noticias desagradables días previos a la competición.

Hay circunstancias que surgen y son incontrolables, pero bajo el prisma de la atención plena,  no necesitas demasiado estímulo exterior para rendir mejor.

Mindfulness te enseña a absorber la realidad, dando igual lo que venga. Dando igual lo que tus pensamientos crean. Ya sea bochornoso o maravilloso.

Es por ello que resulta de tanta ayuda la integración de un programa de atención plena en el deporte pero también a nivel familiar y profesional, si es tu caso concreto.

En otras palabras, si prestas más atención, percibes más. Si percibes más, puedes captar mejor las necesidades del juego. Si captas mejor las necesidades del juego, puedes tomar, mejores decisiones.

Ahora ve al plano personal. Si prestas más atención a tu familia, a tus hijos. Puede que captes con mayor facilidad cómo se sienten.

Si prestas más atención, tu también sabrás qué sentimientos surgen en ti. Incluso, que te comprendas más, y sepas escucharte profundamente antes de reaccionar ante cualquier cosa que te dicen o te hacen.

Ahora, la pelota está en tus manos, ¿qué te parece si integras mindfulness como parte de tu entrenamiento?

1
Hola 🙂👋🏻
Powered by